Tips para el esposo

Vida íntima y embarazo

Escrito por Miércoles, 30 Mayo 2012 15:06
Publicado en Tips para el esposo

El embarazo es tiempo de novedades para la pareja, incluyendo cambios en las relaciones sexuales. Lo importante es mantener una buena comunicación. Algunos hombres se sienten más excitados al ver cómo cambia el cuerpo de la mujer, mientras otros se ponen nerviosos con la idea de hacerle el amor a su esposa embarazada.

 

En estudios científicos se ha encontrado que el 54% de las mujeres experimentan una disminución de su libido (deseo sexual) durante el primer trimestre de la gestación.

Ello como consecuencia del cansancio, las náuseas y los malestares habituales de este período.

 

En un porcentaje menor, existen muchos más deseos sexuales, especialmente por las modificaciones en la sensibilidad genital secundaria, producto de los cambios hormonales. Incluso, muchas mujeres experimentan su primer orgasmo en esta etapa.

 

El orgasmo durante el embarazo provoca contracciones en el útero y en el post orgasmo. El útero se mantiene más tenso por un rato, esto puede provocar temor pero es algo natural y normal.

 

En las parejas que han estado bajo tratamiento de fertilidad, puede ser el momento en que realmente disfruten de su sexualidad espontáneamente sin pensar en termómetros, calendarios o días especiales del cielo menstrual para tener relaciones.

 

Pero hay que tomar en cuenta que la sexualidad debe darse como un complemento de otros aspectos en la vida de la pareja. A veces es suficiente un beso, una, caricia, un abrazo, una cena con vela o una ducha juntos.

 

Algo que afecta en mayor o menor grado a la pareja es el cambio físico que sufre la mujer. Muchas embarazadas se sienten poco atractivas en la medida que aumentan de peso y les crece mucho el vientre. Es importante que tomen conciencia que están viviendo un tiempo muy especial. Te sugerimos evaluar la posición en que se mantienen las relaciones, para que éstas se realicen de la manera más cómoda posible.

El embarazo de papá

Escrito por Martes, 29 Mayo 2012 15:25
Publicado en Tips para el esposo

En nuestra cultura es común que los hombres también se sientan afectados por el embarazo de su pareja; esto es conocido como el “síndrome del embarazo” y no es otra cosa que los síntomas que tú puedes manifestar cuando tu pareja espera un bebé.

 

Muchas veces se manifiestan con los mismos problemas y malestares que tiene tu pareja: indigestión, nauseas, antojos, dolor de espalda, aumento de peso,  entre otras cosas.

 

Existen varios estudios que han demostrado que el 20% de los padres se ven afectados por este síndrome.

 

Es común ver que al principio el hombre se entusiasma mucho y forma parte de todo lo relacionado con el próximo nacimiento. Sin embargo, es común también que una vez pasada la novedad y la emoción, la pareja se ausente constantemente de las visitas al médico, las compras del ajuar o para la decoración del dormitorio del bebé.

 

Debes recordar que la responsabilidad es compartida y que nada es más valioso para tu pareja que el hecho que participes y demuestres tu interés en los asuntos del embarazo.

 

Paradójicamente, ahora que tu pareja lleva una vida dentro, es una persona mucho más fuerte pero a la vez mucho más vulnerable y susceptible. Su cuerpo cambia, empieza a engordar, su piel sufre los estragos del estiramiento y hace su aparición las famosas estrías; todos estos cambios externos podrían desencadenarse en una depresión.

 

Esta es una etapa muy importante de la vida en pareja y es justamente ahora cuando tú debes hacer uso de toda tu fortaleza para no permitir que nada le perturbe a la mamá, que ella se sienta querida y constantemente halagada. No olvides, que tú tienes la misma responsabilidad que la mamá en este proceso.

 

 

Colaboración: bebemundo

La falta de información sobre la enfermedad de Parkinson aún es muy elevada, no sólo en la población en general, sino también en las familias afectadas, pero es necesario que sepan que hay ayuda.

 

El Parkinson es una enfermedad que afecta a miles de personas y cuya incidencia va en aumento. Constituye una de las causas de incapacidad en las personas mayores. Sin embargo, cada vez afecta a personas más jóvenes, incluso a menores de 40 años. Se trata de una degeneración crónica y progresiva de las estructuras cerebrales encargadas de la coordinación del movimiento, equilibrio y la postura.

 

Por el momento, no hay solución médica para estas afecciones. Tal como ocurre en otras enfermedades crónicas e invalidantes, los problemas sociales son tan o más importantes que los biológicos o psíquicos, por lo que es necesario que el afectado o afectada de Parkinson reciba un conjunto de ayudas dirigidas a mejorar su calidad de vida y la de su familia.

 

Así, el paciente y sus responsables deben informarse para aprender a convivir y sobrellevar la enfermedad.

 

Síntomas que deben tomar en cuenta:

 

  • Temblores, lo cual significa tener sacudones o tembleques. Los temblores pueden afectar sus manos, brazos o piernas.

 

  • Músculos rígidos.

 

  • Movimiento lento.

 

  • Problemas para mantener el equilibrio o para caminar.

 

La vida en un paciente de Parkinson

 

Enterarte que tu pareja tiene una enfermedad progresiva a largo plazo te cambia la vida. Es normal que la paciente tenga una gran variedad de sentimientos. Podría sentirse enojada, asustada, triste o preocupada por lo que queda por delante. Tener en cuenta algunas cosas podría serle útil:

 

  • Nadie puede saber a ciencia cierta cómo avanzará su enfermedad. Pero por lo general, esta enfermedad avanza lentamente. Algunas personas viven durante muchos años con sólo síntomas leves, como temblores en una mano.

 

  • Muchas personas que tienen enfermedad de Parkinson pueden continuar y continúan trabajando durante años. A medida que la enfermedad empeora, es posible que deba cambiar la forma en que  trabaja. Es necesario dar el apoyo debido para que ella pueda aprender formas de adaptarse.

 

  • Es importante que la paciente asuma un papel activo en su atención médica. Aprender todo lo posible sobre la enfermedad. Buscar un médico en quien confíe y con quien pueda trabajar. Asistir a todas sus citas, y obtener todo el tratamiento que su médico sugiera.

 

  • La depresión es común en personas que tienen enfermedad de Parkinson. Si se siente muy triste o desesperada, es recomendable que hable con su médico o vea a un consejero. Los medicamentos antidepresivos pueden ser útiles.

 

  • Puede ser muy importante saber que se entere que no está sola. Preguntarle a su médico acerca de grupos de apoyo para la enfermedad de Parkinson, o buscar grupos en línea o carteleras de mensajes, es algo más en que puedes ayudar.

 

  • La enfermedad de Parkinson afecta a otras personas además de la persona que tiene la enfermedad. También afecta a sus seres queridos. Asegúrate de participar  en sus decisiones. Ayúdale a aprender acerca de la enfermedad y a obtener el apoyo que necesita.

 

Con información de: Diario El Mundo, Revista, Bebé y Familia.

elmundo.com.sv y   salud.univision.com

<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>
Página 8 de 12

Grupo en Facebook

COMPARTE TUS TIPS

Ecards