Tips para la mama

Asma y deporte

Escrito por Lunes, 28 Mayo 2012 14:50
Publicado en Tips para la mama

Un nuevo estudio demostró que los niños y adultos con asma pueden hacer ejercicios y llevar una vida normal.

 

El asma inducida por el ejercicio puede aparecer a cualquier edad, y es tan frecuente en adultos como en niños. Puede aparecer aislada o asociarse a cualquier forma clínica de asma bronquial. En la mayoría de los asmáticos, el ejercicio provoca broncoconstricción.

 

Síntomas

El asma inducida por el ejercicio se caracteriza por la tos, la respiración y la opresión en el pecho de cinco a 20 minutos después de comenzar a hacer ejercicio. Puede también incluir síntomas tales como la fatiga inusual y el sentimiento de corte de la respiración mientras realiza la acción.

 

Según la doctora Margarita Figueroa “El ejercicio es un desencadenante común del asma. Y de 80 a 90 de cada cien pacientes, su enfermedad se manifiesta como broncoconstricción inducida por el ejercicio, limitando así las actividades diarias en los niños y su desarrollo físico, emocional y social.” Sin embargo, no debe eliminar el ejercicio por causa del asma. De hecho, es muy beneficioso para un asmático ya que mejora su función respiratoria al fortalecer sus músculos de la respiración, lo importante es controlarla, a través de un tratamiento y medicamento adecuado.

 

Según los resultados del estudio, ahora, el medicamento Montelukast MSD es una opción para ayudar a controlar la enfermedad, y los niños pueden ser capaces de llevar un estilo de vida más activo y saludable, incluyendo el ejercicio.

 

Natación y tenis

El deporte recomendado para las personas que padecen asma es la natación, debido al ambiente templado, húmedo, la tonificación de los músculos superiores y la posición horizontal (que podría permitir soltar el moco del fondo de los pulmones).

 

Además se sugiere el tenis, al no requerir un esfuerzo continuo. Siempre y cuando se realice un precalentamiento de unos 10 minutos.

 

 

Colaboración:

Diario El Mundo, Revista, Bebé y Familia.

elmundo.com.sv

Esos molestos síntomas

Escrito por Viernes, 25 Mayo 2012 16:21
Publicado en Tips para la mama

La felicidad que sientes cuando confirmas que estas embarazada, pareciera que se esfuma cuando tu cuerpo empieza a transformase y los síntomas que indican la presencia de un nuevo ser, se vuelven casi  insoportables.

 

Te contamos porque se producen dos de los clásicos síntomas y además te dejamos algunos tips que te ayudarán a llevar mejor esta nueva etapa en tu vida.

 

Uno de los signos más clásicos del principio del embarazo es sentir nauseas. Son muy frecuentes especialmente durante la mañana antes del desayuno, aunque a veces pueden aparecer en cualquier momento del día.

 

Las náuseas matinales se producen desde el segundo al cuarto mes de embarazo y, son ocasionadas por los cambios en el funcionamiento del aparato digestivo, los cuales son producidos por la aparición de las hormonas placentarias y la progesterona, provocando que el proceso digestivo sea mucho más lento y por esta razón los alimentos permanecen más tiempo en el estómago.

 

Otros factores que producen náuseas pueden ser el estrés, las pastillas de hierro, la indigestión o bien los olores fuertes.

 

 

Otro síntoma que en algún momento te puede parecer molesto son los famosos antojos. Algunas veces rechazarás las comidas que te eran preferidas antes del embarazo, otras veces necesitarás comer compulsivamente alimentos que nunca antes te habían apetecido.

 

Los antojos o necesidad imperiosa de consumir algún alimento en particular, guardan relación con necesidades propias del organismo y factores psicológicos que hacen que la mamá busque un alimento en especial.

 

Debes satisfacer tus antojos en la mejor forma posible, sin salirte de una dieta sana y balanceada. Recuerda, la naturaleza es sabia, no hay embarazo sin antojos, puede ser una manera con la que el bebé te solicita los alimentos que requiere.

Tips para reducir las náuseas:

 

  • No te apures para llegar a algún lugar, tomate el tiempo que necesitas.

 

  • No ingieras alimentos que sepas  te producen vómitos o te desagraden. Trata de elegir las comidas que más te gusten.

 

  • Come poca cantidad de alimentos pero de forma más seguida. Ingiere alimentos ricos en hidratos de carbono, como galletas, papas hervidas, tostadas, etc. También los que tienen abundante vitamina B6 como el atún, el plátano, las pasas de uva, el salvado de trigo y las semillas de ajonjolí.

 

  • Antes de levantarte trata de comer algún alimento rico en hidratos de carbono y permanece en la cama unos 20 minutos.

 

  • No ingieras alimentos grasosos, ni tampoco aquellos de olor fuerte.

 

  • Chupa una mandarina cuando te aparezcan las náuseas.

 

  • Toma líquidos fríos, helados, vegetales frescos.

 

  • Come aceitunas.

 

  • Levántate de la cama lentamente y  no de una manera brusca.

 

Ojo con los medicamentos: No debes ingerir medicamento alguno (sea un producto natural o químico) a menos que sea prescrito por tu médico. Existen medicamentes que pueden producir daños. Si tomabas medicamentos antes del embarazo, debes informar a tu ginecólogo.

 

 

Colaboración: bebemundo

Con la época de invierno también llega la posibilidad de adquirir alguna infección respiratoria  o viral, los niños son los más propensos a estas situaciones debido a que su sistema inmunológico aún está en desarrollo, tienen los orificios de la nariz más pequeños por lo que la congestión es segura.

 

Por ello, te dejamos un listado de algunos  alimentos que los más pequeños de la casa pueden ingerir para prevenir refriados:

 

Fruta, una forma sana y divertida para que tus hijos empiecen el día es tomando algún jugo natural, puede ser de naranja  o de kiwi, ambas frutas contienen altos índices de vitamina C. También puedes incluir en la lonchera del colegio, trozos de frutas como piña, mango, papaya, naranjas y kiwis.


Frutos secos, es la mejor época del año para tomarlos, y a los niños les encantan. Además, debido a los días húmedos y fríos el cuerpo necesita más energía para mantener la temperatura corporal y lo mejor es a través de  vitaminas y grasas saludables.  Estos frutos pueden ser: avellanas, manías, nueces, almendras, dátiles, pasas, etc. Puedes incluirlos durante el desayuno de los peques o bien como refacción escolar.

 

Verduras, tienen grandes propiedades contra los resfriados y enfermedades respiratorias. Su contenido en vitamina A es esencial para mantener sana la piel y las mucosas. De forma creativa puedes incluirlas a diario en los alimentos de tus hijos, puede ser en su estado natural (crudas) o bien ligeramente cocidas. Para esta época es recomendable incluir más: acelgas, espinacas, güicoy, coliflor, champiñones, habas, puerros, alcachofas o berros. Que no falten zanahorias (ricas en betacarotenos), ajos (el antibiótico natural) y brócoli (rico en hierro y vitamina C).

 

Legumbres. Son los alimentos estrella en invierno, cuando el cuerpo necesita platos calientes y energéticos. Cocinadas sin grasa  aportaran mucha fibra y pocas calorías. A los niños se las puedes preparar  al menos dos veces por semana. Estos pueden ser; garbanzos, frijoles blancos o colorados, habas, lentejas, etc.

 

Hidratos y proteínas, en la alimentación de los más pequeños del hogar no debe faltar durante esta época alimentos energéticos como: arroz, papas y pastas. Entre los alimentos proteínicos que puedes incluir están: huevos, pollo, pescado, aguacate y soya, estos últimos dos, contienen grandes cantidades de proteína vegetal libre de grasa.


La gripe es una enfermedad infecciosa causada por un virus, se manifiesta con fiebre, alteraciones en el sistema respiratorio y dolores musculares. Se considera que la vacunación es el mejor modo de prevenir esta enfermedad, la alimentación juega un papel fundamental en el funcionamiento del sistema inmunitario.

<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>
Página 10 de 13

Grupo en Facebook

COMPARTE TUS TIPS

Ecards