¡S. O. S. no puedo dejar de morderme las uñas!

Escrito por  Martes, 21 Agosto 2012 14:59
Valora este artículo
(0 votos)

La onicofagia es el nombre científico del hábito de morderse las uñas. Éste es uno de los hábitos nerviosos más comunes entre adultos.


¿Qué lo produce?


Los expertos indican que éste es un modo de aliviar la ansiedad, ya que este momento se convierte en algo relajante cuando una persona está tensa. No obstante, las consecuencias pueden ser dañinas, y no solo para las uñas, también para los dientes.

 

Consecuencias para la  salud


Los dientes se desgastan, las uñas dejan de crecer saludables y ocasionan pequeñas heriditas alrededor del dedo que pueden llegar a causar dolor.  También pueden causar pequeñas infecciones por bacterias, virus u hongos en los dedos y hasta en la boca.

 

Como evitarlo


Este problema se vence únicamente con voluntad propia.  Lo primero que hay que hacer es tomar conciencia de cuáles son las situaciones que hacen que te muerdas las uñas: los nervios, el aburrimiento. También debes hacerte autocríticas acerca del estado de tus uñas.


Un buen truco


Otra forma de dejar el hábito es tener la boca ocupada: muerde un palillo, un dulce, un chicle. Así no sentirás la urgente necesidad de morderte las uñas. También puedes probar a ponerte esmaltes con sabores amargos en las uñas.

 

Recuerda que si dejas de morderte las uñas, no debes pensar que de un día para otro tus manos lucirán perfectas. Los expertos aseguran que éstas no se curan hasta pasados unos 8 o 9 meses. Pero no te deprimas puedes buscar asesoría profesional (salones de belleza, manicuristas)  que te pueden ayudar con diferentes tipos de tratamientos para uñas mordidas.

Leído 2764 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

0 comentario


Grupo en Facebook

COMPARTE TUS TIPS

Ecards