¿Estás en la semana 23? Entérate de lo que sucede en tu interior

Escrito por  Martes, 26 Junio 2012 13:58
Valora este artículo
(1 Votar)

Pon atención a tu peso


A este punto estas subiendo de peso de manera sostenida, alrededor de media libra cada semana.

 

También notarás que sientes muchos antojos, está bien que cedas a ciertas ganas irrefrenables de algunas golosinas, como el helado o el chocolate, pero trata de encontrar un sustituto saludable si se te antoja comer comida chatarra. No te conviene ganar más peso del recomendado por tu doctor eso tú ya lo sabes, lo que si debes es preocuparte por alimentarte de manera sana y equilibrada.

 

¿Qué está pasando con tu bebé?


Se desarrolla el páncreas


Tu bebé está bien proporcionado como un recién nacido, aunque, en una versión más delgada y mucho más pequeña, pues aún no ha desarrollado grasa. Aunque tu bebé pesa más cada día, su piel todavía es arrugadita, pues le falta ganar más peso. Los labios ya se distinguen y sus ojos están bien formados aunque el iris todavía carece de color. El páncreas, esencial para la producción de hormonas, se desarrolla progresivamente. En sus pequeñas encías ya hay señales de dientes. Mide: 25 cm. Pesa: 440 gr (1 lb).

¿Te preocupan las estrías?


 

Las estrías son causadas principalmente debido al aumento brusco de peso, que provea una distensión de tu piel más allá de la elasticidad natural provocando la ruptura de las fibras de colágeno en las capas más profundas de la epidermis.

 

Estudios indican que la aplicación preventiva de crema tipo agua en aceite, ayudan a prevenir, reducir y retardar la aparición de las estrías. Por lo tanto, para disminuir la severidad, frecuencia y grado del daño cutáneo es muy importante que hidrates tu piel para otorgarle suavidad y sobre todo elasticidad.

 

Afortunadamente, existe en el mercado productos que están especialmente desarrollados para el cuidado de la piel durante tu embarazo, que gracias a sus componentes hidratantes, humectantes y emolientes permiten una distensión mayor de la piel sin dañar el tejido.

 

Adicionalmente, debido a los cambios hormonales durante el embarazo, tus pezones suelen volverse más sensibles y tienden a resecarse al igual que el resto de la piel, quedando por ello expuestos a la aparición de grietas y fisuras, que pueden provocar molestias mayores como la mastitis.

 

Existen productos especializados que tienen entre sus ingredientes valiosos aceites naturales que refuerzan la elasticidad de tus pezones. Al utilizarlos previenes la aparición de grietas, fisuras, dermatitis o eczemas mamarios.

 

Estas cremas refuerzan el efecto de lubricación de las glándulas de Montgomery que son aquellas que segregan las areolas y los pezones para la lactancia, de esta manera cuidas no solo de tu cuerpo, también te preocupas por la alimentación del bebé.

 

Colaboración: bebémundo

Leído 825 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

0 comentario


Grupo en Facebook

COMPARTE TUS TIPS

Ecards