La ropa interior que ahora necesitas

Escrito por  Jueves, 21 Junio 2012 14:01
Valora este artículo
(0 votos)

Para sentirse cómoda en este tiempo en que tu cuerpo cambiará tanto, una de las cosas que debes considerar es la ropa interior materna.



Es posible que las primeras semanas de gestación puedas seguir usando tu ropa interior normal, pero pronto tus medidas empezaran a cambiar, tu cintura se ensanchará, tus senos ganarán tamaño.



No es bueno que la ropa interior presione tu busto y menos tu cintura, cuando ese momento llegue debes comprar ropa interior materna. Sentirás la diferencia, evitarás dolores de espalda, de pecho y hasta de piernas, que puedan hasta generarse en problemas circulatorios, como varices o edemas.

 


Faja materna



Las fajas maternas no son aceptadas por todos los ginecólogos, te sugerimos consultar con el tuyo.



Si te aconseja  utilizarla, antes de comprar una, pruébatela y confirma que no te oprima, que te sujeta bien las caderas y que tiene reforzada la parte baja del vientre y las caderas. La idea de esta prenda es que te ayude a sostener la barriga y mantener erguida la espalda. 

Panty materno



Si no soportas la faja, o tu médico no te la aconseja, deberás usar calzón o panty materno que igual está diseñado para adaptarse a los aumentos de peso y volumen.



Busca los confeccionados con tejidos naturales, especialmente algodón, que no impidan la transpiración normal de la piel. Además, existe un aumento de secreciones vaginales y si no usas una prenda de algodón, es posible que tengas irritaciones vaginales. También es mejor que compres las prendas en tonos claros, porque las de colores intensos tienen mayor cantidad de colorantes y pudieran en un caso dado producirte una reacción alérgica.


El brassiere



Desde el embarazo necesitarás un brassiere que sea de una o dos tallas más grande que el que normalmente usas. Algunas mujeres usan hasta tres tallas mas así por ejemplo, si tu talla normal es 34B, ahora en lactancia usarás 36B. En algunas ocasiones si la mujer subió más de 14 o 16 kilos durante el embarazo podrá aumentar más de 2 tallas en el brassiere.



Es importante que inviertas en un buen brassiere con el que te verás y sentirás mejor. Está prenda tendrá que aguantar el maltrato que recibirá durante la lactancia y de tanto lavarlo, así que lo mejor es tener entre 3 y 7 dependiendo de qué tan a menudo quieras lavarlos.



Para comprar tus brassieres de maternidad, debes elegir un modelo resistente, reforzado en las copas, que tenga tirantes elásticos, anchos y graduables y que tenga varias posiciones de enganche, para que puedas ajustarlo a tu aumento de volumen. Hacia el final del embarazo deberás comprarte un brassiere de lactancia, con apertura delantera. Existen diferentes modelos, pero generalmente tienen broches delanteros para la apertura de la copa y así dar de lactar con mayor facilidad sin tener que sacarte el brassiere cada vez. Algunos inclusive tienen señales que te ayudan a recordar cual fue el último seno que le diste al bebé.

Leído 964 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

0 comentario


Grupo en Facebook

COMPARTE TUS TIPS

Ecards