Imprimir esta página

Salpullido: Identifícalo

Escrito por  Martes, 29 Mayo 2012 15:14
Valora este artículo
(0 votos)

En más de una ocasión tu bebé ha presentado “ronchitas” en su piel, especialmente en la cara, cuello, encajes y abdomen, esto intranquiliza a cualquier madre por saber qué es.

 

Sin embargo, no hay por qué alarmarse, se trata de salpullido, una erupción de pequeños bultos que con los días tienden a enrojecerse pero también a desaparecer.

 

El aparecimiento se debe a dos factores: el clima -ya  sea húmedo o cálido- y por predisposición. En el primer caso es porque la salida del sudor a través de las glándulas sudoríparas se obstruye por la abundancia de queratina,  y si  el niño está muy cubierto, provoca que la glándula del sudor se tape y dé como resultado el aparecimiento del salpullido.

 

Médicamente al salpullido se le llama miliaria o sudamina y se da en tres tipos: miliaria cristalina, rubra y pustulosa. La de mayor incidencia en los niños de 1 a 3 años es la primera, que consiste en el aparecimiento de pequeñas vesículas en cuello, tronco, frente, espalda y se propagan. Estas ronchitas que con los días se hacen rojitas.

 

Este mal puede considerarse como un tipo de alergia, una reacción anormal de la piel, una enfermedad que se provoca por un defecto de la piel. Esto se da por el proceso inflamatorio, ya que el sudor no puede salir y la piel comienza a defenderse y atacar, creando como reacción la inflamación, dejando escamitas que, de no tener los cuidados necesarios, se infectan.

 

Identifica y cuida


Si tu hijo tiene salpullido inicialmente verás ronchitas en el cuello, cabeza, frente, tronco interior y exterior. Lo mejor es tenerlo muy ligero de ropa, no cubrirlo, realizar baños de inmersión varias veces al día, mantener un ambiente agradable, y usar pañales desechables lo menos posible.

 

Si después de tres semanas no hay mejoría es importante acudir al médico para saber qué es lo que está pasando.

 

Es importante recalcar que esta afectación en la piel puede ser repetitiva, no te alarmes, consulta y sigue las recomendaciones médicas para mejores resultados.

 

La fiebre alta también puede provocar salpullido en los niños.

 

 

Colaboración: Karen Escalante, Dermatóloga

Diario El Mundo, Revista, Bebé y Familia.

elmundo.com.sv

Leído 1895 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

0 comentario