Esos molestos síntomas

Escrito por  Viernes, 25 Mayo 2012 16:21
Valora este artículo
(0 votos)

La felicidad que sientes cuando confirmas que estas embarazada, pareciera que se esfuma cuando tu cuerpo empieza a transformase y los síntomas que indican la presencia de un nuevo ser, se vuelven casi  insoportables.

 

Te contamos porque se producen dos de los clásicos síntomas y además te dejamos algunos tips que te ayudarán a llevar mejor esta nueva etapa en tu vida.

 

Uno de los signos más clásicos del principio del embarazo es sentir nauseas. Son muy frecuentes especialmente durante la mañana antes del desayuno, aunque a veces pueden aparecer en cualquier momento del día.

 

Las náuseas matinales se producen desde el segundo al cuarto mes de embarazo y, son ocasionadas por los cambios en el funcionamiento del aparato digestivo, los cuales son producidos por la aparición de las hormonas placentarias y la progesterona, provocando que el proceso digestivo sea mucho más lento y por esta razón los alimentos permanecen más tiempo en el estómago.

 

Otros factores que producen náuseas pueden ser el estrés, las pastillas de hierro, la indigestión o bien los olores fuertes.

 

 

Otro síntoma que en algún momento te puede parecer molesto son los famosos antojos. Algunas veces rechazarás las comidas que te eran preferidas antes del embarazo, otras veces necesitarás comer compulsivamente alimentos que nunca antes te habían apetecido.

 

Los antojos o necesidad imperiosa de consumir algún alimento en particular, guardan relación con necesidades propias del organismo y factores psicológicos que hacen que la mamá busque un alimento en especial.

 

Debes satisfacer tus antojos en la mejor forma posible, sin salirte de una dieta sana y balanceada. Recuerda, la naturaleza es sabia, no hay embarazo sin antojos, puede ser una manera con la que el bebé te solicita los alimentos que requiere.

Tips para reducir las náuseas:

 

  • No te apures para llegar a algún lugar, tomate el tiempo que necesitas.

 

  • No ingieras alimentos que sepas  te producen vómitos o te desagraden. Trata de elegir las comidas que más te gusten.

 

  • Come poca cantidad de alimentos pero de forma más seguida. Ingiere alimentos ricos en hidratos de carbono, como galletas, papas hervidas, tostadas, etc. También los que tienen abundante vitamina B6 como el atún, el plátano, las pasas de uva, el salvado de trigo y las semillas de ajonjolí.

 

  • Antes de levantarte trata de comer algún alimento rico en hidratos de carbono y permanece en la cama unos 20 minutos.

 

  • No ingieras alimentos grasosos, ni tampoco aquellos de olor fuerte.

 

  • Chupa una mandarina cuando te aparezcan las náuseas.

 

  • Toma líquidos fríos, helados, vegetales frescos.

 

  • Come aceitunas.

 

  • Levántate de la cama lentamente y  no de una manera brusca.

 

Ojo con los medicamentos: No debes ingerir medicamento alguno (sea un producto natural o químico) a menos que sea prescrito por tu médico. Existen medicamentes que pueden producir daños. Si tomabas medicamentos antes del embarazo, debes informar a tu ginecólogo.

 

 

Colaboración: bebemundo

Leído 1662 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

0 comentario


Grupo en Facebook

COMPARTE TUS TIPS

Ecards